Esperando al Viento

A vueltas con los “forasteros”

Acabo de llegar a casa algo desconectado después de un día de sopor laboral, agravado por el hecho de que en el trayecto del trabajo a casa la radio no se mantiene sintonizada más de 5 segundos sin incomodísimos cortes. Así pues, mientras me quito los zapatos pongo la radio y escucho no sé qué acerca de unas declaraciones de Arias Cañete. “Al menos no tendremos que sufrirle con la servilleta anudada al cuello a modo de babero de nuevo”, he pensado. He buscado y he encontrado rápidamente un resumen de dichas declaraciones:

La mano de obra inmigrante no es cualificada. […] Aquellos camareros maravillosos que teníamos, que le pedíamos uno cortado, un nosequé, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia. [El colapso en las urgencias de los hospitales se debe a que] Los inmigrantes han descubierto la grandeza del sistema sanitario español. Alguien que para hacerse una mamografía en Ecuador tiene que pagar el sueldo de nueve meses, viene aquí a urgencias y tarda un cuarto de hora.

Sigue leyendo

7 febrero, 2008 Posted by | Uncategorized | , , | Deja un comentario