Esperando al Viento

Sicko, de Michael Moore

El último documental de Michael Moore ya está colgado en la red. No sé lo que durará, y es la versión original sin subtítulos, pero aquí está.

He visto algo más de 31 minutos. Cuba aún no ha aparecido, ni se la ha mencionado, y ni falta que hace para llegar a algunas conclusiones. La aplicación de la lógica capitalista en determinadas situaciones deja bien claro que este sistema es culpable, un criminal con una clara responsabilidad. La culpa se extiende en todos los ámbitos, pero en algunos de ellos la evidencia y lo sangrante de la situación no deja lugar a dudas. Esa responsabilidad directa existe, y no importa si es por acción o por omisión. La diferencia no es relevante puesto que la transición entre una y otra actitud tiene su único origen en la desvergüenza y la falta de escrúpulos para quitarse la careta.

El capitalismo mata y deja morir mientras recita su lema: “Maximum profit”. Ese silogismo, según el cuál el máximo beneficio económico de unos es lo que mueve la maquinaria para que otros (los más) vean satisfechas sus necesidades, se demuestra completamente rebatido por la realidad, agotado, un muerto que ha caído y cuyo peso aplasta a los que por el momento son incapaces de zafarse de él. La sanidad y la educación puestas en sus manos arrojan desoladores resultados que no por evidentes o llamativos son más dañinos que el resto de consecuencias derivadas del sometimiento a esta lógica absurda y criminal en todas las facetas de nuestra vida. El que explota el filón es culpable, pero no menos que el que nos pone al borde del desfiladero y el que aplaude tal decisión.

Cuba aún no ha aparecido, y es que para valorar una realidad no es necesaria una realidad alternativa que por comparación arroje una sentencia. Con o sin Cuba, el capitalismo es culpable.

19 junio, 2007 Posted by | Uncategorized | , , | 4 comentarios