Esperando al Viento

Trabajando para una ‘cárnica’

carnicaDesde hace unos meses, y probablemente hasta dentro de otros cuantos, trabajo en una ‘cárnica’. Y no me dedico a abrir en canal y despiezar terneras, sino al desarrollo de software. Una cárnica es aquella empresa que, una vez subcontratada por otra empresa, te “alquila” al mejor postor para que te entregues en cuerpo y alma a sus más oscuros deseos (en este caso, relacionados con el desarrollo de software). Las empresas contratantes, en muchas ocasiones, lo son porque no disponen de un departamento de I+D o de desarrollo de software. Sin embargo, en ocasiones, aún teniéndolo, recurren a este mercado de la carne tierna de programadores. A la empresa contratante (el ‘cliente’) le sale más caro este trabajador ajeno que uno propio (tú en cambio a tu propia empresa le sales de lo más barato, como no podía ser de otra forma), pero sabe lo que está comprando: plena disponibiliad, sumisión, desprotección… Y ojo, que las consecuencias negativas no son sólo para el “alquilado”, sino también para la propia plantilla de la empresa contratante a la que en la mayoría de las ocasiones poco a poco se va arrinconando y desintegrando ante el aterrizaje de gente que realiza el mismo trabajo bajo una condiciones mucho más beneficiosas para el empresario.
Sigue leyendo

29 enero, 2008 Posted by | Uncategorized | , , | 19 comentarios

Re-politizándonos

pura_anarquia.jpgHagámoslo tan corto como sea posible: andamos de nuevo por aquí, que es lo que vale, y andamos transitando los mismos caminos, que eso no ha cambiado ni tiene pinta de hacerlo. Para evitar caer en la tentación de hablar de motivos, de si se ha echado algo de menos o todo lo contrario, etc., entremos directamente en harina:

Rafael Cid ha escrito una serie de 10 artículos para Rojo y Negro, la publicación digital de CGT, que me parece que se gana a pulso el sitio en el podium de lo más interesante que me he encontrado en todo este tiempo por la red. Sólo voy a colgar unos extractos de sus primeras entradas, por su valor y porque me parecen fragmentos perfectos para esta vuelta a la actividad puesto que valen tanto para refrescar memorias (para recordar los viejos vicios del que escribe) como para hacer una presentación y declaración de intenciones (si alguien aún no había pasado por aquí).
Sigue leyendo

29 enero, 2008 Posted by | Uncategorized | , | 11 comentarios