Esperando al Viento

Mucha policía… diversión a tutiplén


Comisaría de Omonia, en Atenas: dos inmigrantes albaneses son detenidos y obligados por los policías a golpearse mutuamente. Los propios policías grabaron el vídeo y lo compartieron para dejar constancia de su hazaña. Encontrado aquí

Cada vez es menos una coincidencia o una desafortunada excepción. Parece que se amplia el espectro de los que pueden disfrutar de su acción, con lo que resulta complicado lo de mantener eso de la “fuerza mínima necesaria” cuando los afectados son “gentes normales” y no terroristas en potencia, “gentes de bien” que no tienen por objetivo pegar fuego a las calles. Para la opinión pública también resulta cada vez más complicado abstraerse de esta lacra recurriendo a la antipatía que provoca el colectivo apaleado de turno, porque como digo hasta esto se diversifica y si no es un manifestante por una vivienda digna es un agricultor o una persona aparentemente “normal” de viaje forzoso a Les Corts. Ya no es la policía en una macro-concentración contra la globalización o un cuartel de la Guardia Civil en Euskadi así que no hace falta tener miedo a denunciar que los funcionarios del Estado encargados de mantener el orden se dediquen a maltratar y humillar a sus paganos.

Cada vez son más necesarias ciertas preguntas: ¿Cuál es su verdadero papel? ¿Defienden? ¿A quién? ¿De quién? ¿Luchan? ¿Contra qué? ¿Contra quién? ¿Quiénes deben temerlos? ¿quiénes deben sentirse seguros?.

Y no hablo de hacer las preguntitas de marras y volver a vomitar la respuesta de manual, porque la abundancia, la visibilidad y la impunidad de los casos de brutalidad policial han crecido lo suficiente como para considerar que algo está cambiado (a mí me da que el único gran cambio es el de la visibilidad, pero bueno, aceptemos que existe sólo ahora porque se ve). Hablo de observar cómo está el patio y analizar sinceramente si es necesario redefinir el papel que en la práctica representa cada uno. Para que nos enteremos, más que nada, y sepamos en calidad de qué recibe cada uno su sueldo/los palos y de manos de quién lo hace.

20 junio, 2007 - Posted by | Uncategorized

1 comentario »

  1. […] leyendo (y viendo) en Esperando al Viento Jimmy Jazz, 13:43 – Archivado en Sociedad, Internacional. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Mucha policía… diversión a tutiplén | 20 junio, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: