Esperando al Viento

¿Te sabes aquel que dice…?

Esto es un juego. Yo voy a transcribir aquí parte de una historia y algunos diálogos de sus protagonistas, ocultando algunos datos. Estoy seguro de que todo aquel que lo lea tendrá la sensación de que esta historia y sus protagonistas le suenan de algo; pero también aseguraría que la mayoría fallaría al decir de qué capítulo se trata. Yo mismo habría metido la pata hasta el corvejón. De lo que no cabe duda es que puede que hablemos de capítulos diferentes, pero se trata del mismo culebrón. Vamos con la historia:

La historia comienza con Donald Rumsfeld diciendo: “El régimen X ha estado ocupado. Ha estado ocupado en términos de su nivel de esfuerzo; han estado ocupados en términos de las verdaderas armas que están produciendo; han estado ocupados en términos de expandir su tasa de producción; han estado ocupados en términos de expandir su capacidad institucional para producir armas adicionales a tasas adicionales; han estado ocupados en términos de aumentar cada vez más la sofisticación de esas armas; Año tras año, año tras año, año tras año, han sido cosntantes en sus propósitos. Están decididos a hacer lo que están haciendo. Ahora, la pregunta es, ¿qué debería hacer uno al respecto?

Las organizaciones Y y Z que vigilaban constantemente al régimen X en busca de cualquier signo de amenaza han dicho que ésta era una ficción absoluta. No había nada de verdadero en las denuncias de Rumsfeld. Pero Rumsfeld usó su posición para persuadir al presidente D. Cuyonombre Noquieroacordarme de montar una investigación independiente. Dijo que eso probaría que había amenazas ocultas para América. Y la investigación sería llevada a cabo por un grupo de neoconservadores, uno de los cuales era Paul Wolfowitz. La idea era cambiar la manera en que América veía al régimen X. Melvin Goodman, ex-miembro de la organización investigadora Y, da algunos datos al respecto:

“[…] Y Rumsfeld ganó es muy, muy intensa batalla política que tuvo lugar en Washington en los años xxxx y xxxx. Como parte de esa batalla, Rumsfeld y otros, personas como Paul Wolfowitz, […] tenían como misión crear una imagen mucho más severa del régimen X, de las intenciones de los miembros del régimen X.[…]”

Estas investigaciones se pusieron en marcha analizando todos los datos de la organización investigadora Y, pero por muy cerca que miraran, había poca evidencia de las peligrosas armas o sistemas de defensa que ellos afirmaban que el régimen X estaba desarrollando. En vez de aceptar que eso significaba que esos sistemas no existían, dieron por sentado que el régimen X había desarrollado sistemas que eran tan sofisticados que eran indetectables. Anne Cahn, responsable de la Agencia para el Control de las Armas y el Desarme entre los años xxxx y xxxx, describe en una entrevista con mayor detalle la “filosofía” de estas investigaciones independientes:

“Decían, ‘No encontramos evidencia de que lo estén haciendo de la forma que todos piensan que lo están haciendo, así que deben estar haciéndolo de una forma distinta. No sabemos cuál es esa forma diferente, pero deben estarlo haciendo'”. Cuando Anne Cahn fue preguntada si eso era así a pesar de que no existía evidencia alguna, ella respondío: “Aún cuando no había evidencia”. El entrevistador intenta verificar que ha entendido bien: Así que lo que decían era que el hecho de que no existieran las armas… (interrumpe Ann Cahn para terminar el razonamiento) “no significa que no existan. Sólo significa que no las hemos encontrado.”

Para corroborar que la filosofía de estos investigadores está perfectamente descrita en las afirmaciones de Ann Cahn, uno de los investigadores, el historiador Richar Pipes ofrece su visión:

Si algo no está allí, eso es significativo. Por su ausencia. Si uno cree que ellos comparten tu visión de las armas estratégicas, pero no hablan de ello, entonces algo falta. Algo está mal. Y la organización investigadora Y no era consciente de ello.[…] La organización investigadora Y era reacia a ocuparse de asuntos que no pudieran demostrarse con algún tipo de fórmula matemática. Yo dije que podían considerar la evidencia blanda

Y ahora, ¿alguien sabe de qué capítulo de la historia estamos hablando? Ya digo que yo, si hubiese leído esta historia así, omitiendo determinados nombres y fechas, habría apostado el cuello de que se trata de una descripción de los prolegómenos de la guerra de Iraq. Pero no es así, y para comprobarlo basta decir que:

– Las fechas que no aparecen pertenecen, todas ellas, a finales de los 70, es decir, que esta historia tiene 30 añito.

– La organización investigadora Y no es otra que la CIA.

– El presidente D. Cuyonombre Noquieroacordarme es Gerald Ford

– El régimen X es la Unión Soviética

30 años después la historia se me antoja sorprendentemente parecida. Y la verdad es que no es así. No es parecida, sino la misma. 30 años después se repiten personajes (Rumsfeld, Wolfowitz) y actitudes. Esta es la política internacional, el gobierno mundial. Este es el camino, y no es nuevo, y no terminó en Iraq.

No se trata de volver a hablar de la guerra de Iraq. En realidad no se trata de volver a ningún sitio, no hablamos del pasado sino de algo que presente y cercano, una realidad que ni empezó ni terminó en las Azores ni con Aznar pidiendo que le creyésemos. No es mirar atrás, sino mirar a través. A través del tupido velo que oculta una realidad que se viene repitiendo desde hace mucho tiempo.

La transcripción está extraída de un fragmento de un documental de la BBC titulado ‘El poder de las pesadillas’ (3 capítulos de una hora cada uno aproximadamente) que hace algún tiempo me dió a conocer Lüzbel. El documental está en la red (Capítulo I, Capítulo II y Capítulo III). El documental va mucho más allá de lo que fue la Guerra Fría. Habla de cómo surgen y toman fuerza dos ideologías que, aunque se nos dibujen como antagonistas, tienen verdaderos puntos en común y que se realimentan y refuerzan en una vomitiva simbiosis: el neoconservadurismo y el fundamentalismo islámico. Recomiendo echarle un vistazo al documental.

4 junio, 2007 - Posted by | Uncategorized | ,

9 comentarios »

  1. […] sorprendente desenlace en Esperando al Viento Jimmy Jazz, 12:02 – Archivado en Política, Internacional, Historia. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » ¿Te sabes aquel que dice…? | 4 junio, 2007 | Responder

  2. Efectivamente, Jimmy, la Historia se repite, a pesar de lo que asegura el dicho. Se repite en la medida en que se repite hasta el infinito la incapacidad técnica y humana de muchos de los grandes “líderes” políticos mundiales. Si la analizamos con detenimiento, la Historia está llena de ejemplos de ineptitud, y no sólo en los militares (Estados Unidos, por ejemplo, atesora uno de los mayores índices proporcionales de cagadas militares, aun haciendo la oportuna corrección para tener en cuenta que es quien más interviene militarmente).

    En el caso de los políticos, quien más y quien menos tendemos a pensar que todos son grandes mentes capaces de tener en la cabeza montones de variables y de definir criterios más allá de las capacidades mediasde la media humana. Y luego se encuentra uno con individuos que lo más que dan de sí es para pensar lo que esta pareja pensaba.

    El criterio de estos dos no sólo es el de muchos más en los USA y fuera de ellos, sino también un criterio vendido y comprado por tirios y troyanos como “conocimiento altamente especializado”, el sumum de la finura política, la demostración de que la experiencia es un grado y todo eso.

    En otras palabras, si nos los encontráramos en otra situación y en otro momento, seguro que les tomábamos por un par de gilipollas a quienes no hay que hacer mucho caso. Pero controlan el mundo, mire usted por dónde…

    Comentario por af | 4 junio, 2007 | Responder

  3. El documental en cuestión me hizo darme cuenta de algo que habíamos olvidado quizás: que tanto Bush Jr, Rumsfeld como Ben Laden son gente ultraconservadora, y que entre ellos tienen mucho en común. La visión teleológica de la política, la idea de que el fin justifica los medios, la obsesión por utilizar la religión como arma política, una visión rigida e inmovilista de sus respectivas sociedades…

    El documental hace hincapié en esto: son ultraconservadores de dos culturas que empiezan a asustarse cuando tanto en los EEUU como en el mundo islámico la gente empieza a pasar olímpicamente de los valores “patrioticos” para vivir sus vidas y ser felices…eso les da tanto miedo que tienen que construir mitos o pasar a la acción directa para evitarlo.

    Es un miedo, sin más, a que la gente sea libre…lo cual no quita para que en su retótica hablen de defensa de la “libertad”.

    Es bueno recordar, para la próxima vez que oigamos a alguien llamar islamoprogre a otra persona, que los neocon están mucho más cerca de los fanáticos del tipo Ben Laden que nosotros los “rojos”, la verdad…

    Comentario por Lüzbel | 4 junio, 2007 | Responder

  4. Uy Antonio, que no sé yo si estar del todo de acuerdo con eso. Es que no me parecen precisamente estúpidos, aunque no dudo que explotar ese filón les sale rentable. El documental, en cada uno de sus capítulos hace una introducción en la que viene a decir que si alguna vez el poder y la autoridad de los políticos nacía de la visión optimista que promulgaban llega un momento en el que no se vende eso sino miedo. No se busca a quien guíe, sino a quien proteja. En ese sentido surgen esas dos ideologías que son primas hermanas como recuerda Lüzbel: ¿cómo vamos a “ganarnos” el poder y la autoridad sobre las masas? En sociedades que avanzan en libertades, en deshacerse de ligaduras morales y ataduras religiosas, etc. su posición se ve amenazada. Ya no vale con vender futuros idílicos, buenas gestiones y mundos felices. Ahora vende el miedo y el que la dice más gorda es el que se lleva el premio. De verdad, no me parecen incompetentes sino gente que sabe muy bien qué quiere y lo que se juegan como para andarse con medias tintas.

    Basta con fijarse que 30 años después y una vez caído el muro parece que la transferencia del ‘know how’ ha sido más en sentido Este – Oeste que al revés (¿no os imagináis a un burócrata del PCUS como un crío disfrutando de esos minihelicópteros espías que promocionan los británicos? ¿Y ese Guantánamo, perfecta justificación de la reclusión, la tortura y la “presunción de culpabilidad” sin jueces ni “estorbos” de por medio?). Avanzamos, progresamos, crecemos… pero las democracias y las libertades no hacen sino retroceder. Y no es casualidad. Lo contrario va directamente en contra de sus intereses y su posición, y así nos vemos, hiperdesarrollados pero cada vez renunciando a más derechos y libertades. Si los tuviésemos todos, si explotásemos todo lo que los nuevos tiempos nos ofrecen, ¿cómo iban a justificarse? Lo dicho, que no me parecen estúpidos los que están detrás de todo eso (aunque los que aparecen en los cartéles no sean más que marionetas y sí puedan ser bastante cortitos e inútiles).

    Lo verdaderamente grave es que no suceda lo que comentas en el último párrafo, que marginemos y expulsemos a los que vienen vendiendo esta historia. Por ahí sí que echo en falta lucidez.

    Un saludo.

    Comentario por Jimmy Jazz | 4 junio, 2007 | Responder

  5. Lüzbel, completamente de acuerdo.

    Respecto a lo que comentas, esa mentira (la enésima) que persigue adulterar la realidad y pervertir los términos, hay mucho que decir. Es esa mentira la que hace que esta gente recurra a Orwell, el Gran Hermano y tal y cual. Ése es su único carnet de defensores de la libertad, y es más falso que sus postulados. Se empeñan en recordar las cámaras en los apartamentos de los miembros del partido, pero olvidan la guerra permanente como potentísima herramienta de control, propaganda y adoctrinamiento; el discurso nacionalista-imperialista que necesita de guerras periódicas alternando entre enemigos y aliados, porque nadie pierde y todos ganan por el mero hecho de existir el conflicto. Olvidan que en el libro queda claro que el pueblo no se levanta no por el miedo a la represión cercana y doméstica, porque en ese contexto rebeliones han existido siempre. Obvian que nadie se va a enfrentar a quien le “protege” de un mundo convulso y plagado de amenazas mortales, y que los términos en los que se mueve EE.UU. por ejemplo son esos mismos.

    El Gran Hermano no está en las oficinas del partido, ni en las cámaras CCTV de nuestras calles (que también), sino en lo más profundo de esta sociedad que ante tamaña amenaza debería estar loca para rebelarse contra quienes garantizan su seguridad.

    Bueno, no me extiendo más que me lío. La cuestión es que tanta falacia es insoportable, y como dices todas estas cosas hay que recordarlas cada vez que leámos según qué cosas.

    Saludos.

    Comentario por Jimmy Jazz | 5 junio, 2007 | Responder

  6. Jimmy, no pretendo justificar a esta gente ni a otra parecida tildándoles de incapaces y, sobre esa base, restándoles responsabilidad. Lo que quiero decir es que sus tramas les resultan funcionales, pero no tanto porque estén bien montadas, sino porque se aprovechan, para hacerlas valer, de un formidable aparato con varios brazos indispensables para triunfar: el brazo armado, el propagandístico, el económico… Pero ninguno de ellos ha creado ese aparato de la nada, se han limitado a engordarlo a partir de un punto de tal predominio, que no les ha resultado difícil su labor.

    Pero ellos, personalmente, tienen un grado de incapacidad política bastante grande, porque basar una conducta relevante (la continuación de la Guerra Fría o la segunda invasión de Irak) en una forma tan distorsionada de ver (mejor habría que decir “no-ver”) la realidad, supone que, por sí misma, esa visión política, sin la ayuda determinante del aparato multi-brazo que poseen, les conduciría a un fracaso sonado. Lo que ocurre es que el aparato impone como cierta la realidad falsa que ellos ven.

    Comprendo que la forma de plantearse la actitud práctica ante esta gente no debe tener en cuenta ningún tipo de conmiseración por unos pobres lelos, como si dijéramos, pero es que no creo que haya dudas sobre eso. Sin embargo, me parece importante no dar por sentado que los principales líderes políticos enemigos son grandes personalidades con una impresionante capacidad y visión política, militar y económica. Habrá veces que sí y habrá veces que no.

    Un saludo (dos si son pequeños).

    Comentario por AF | 5 junio, 2007 | Responder

  7. Estamos de acuerdo. No decía que lo justificases en ningún aspecto, simplemente quería resaltar algo que tú comentas ahora: hay un enorme entramado tras ellos, con los recursos más poderosos a su disposición, y sin un gramo de improvisación. Creo que conocer esto es importante a la hora de plantearse soluciones. Seguramente ellos sean los tontos útiles que se creen la historia y no los que la escriben, y sin todo lo que hay detrás la situación podría ser más normal y esta gente sería tachada de ser eso, unos pobres lelos.

    Bueno, a dormir…

    Comentario por Jimmy Jazz | 5 junio, 2007 | Responder

  8. Bien comentado por arriba… En el sentido del debate recordar, para el que no lo haya transitado hace poco, lo ilustrativo por ejemplo del Club de Bilderberg. Lo comentaba también en
    una de sus últimas entradas Pepe Lozano. Ironías reveladoras del poder: el Club de Bilderberg no tiene website (Ni puñetera falta que les hace.)

    Comentario por Daniel | 5 junio, 2007 | Responder

  9. Bien traído lo del Club Bilderberg, e ilustrativo lo de hacer bandera del secretismo. ¿Alguien imagina algún otro tipo de reunión que, teniendo tantos y tan ilustres participantes, no tenga ni medio minuto en los medios? ¿Y qué le pasa al grupo PRISA que lleva a portada de elpais.com y a sus boletines en la SER que han crecido las ventas de El Pais de papel y que ahora no dice nada cuando uno de sus líderes se codea con la élite mundial?

    Comentario por Jimmy Jazz | 5 junio, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: