Esperando al Viento

Universidad okupada, universidad popular

Desde hace tiempo la vida social, en todos sus estratos, está fuertemente influída por las cúpulas políticas y económicas (éstas muchas veces a través de las primeras). El suelo, el espacio en el que nos movemos, las relaciones con nuestra ciudad, nuestro pueblo y nuestro barrio están sometidas a los designios de los que gozan del poder político y económico como si de un juguete se tratara. Las consecuencias son evidentes: muerte del movimiento vecinal, restricciones horribles en el acceso y disfrute de los espacios, relaciones sometidas a las leyes del mercado, etc. Todo esto cristaliza a nuestro alrededor dibujando un panorama atroz: parques vallados, cerrados y sometidos a vigilancia, pisos que cuestan una vida, Madrid vuelto del revés, Huelva asfixiada, decenas de miles de árboles talados, ciudades inhabitables…

Universidad okupadaPero no sólo somos vecinos o peatones y hay otros muchos ámbitos que también moldean nuestra realidad, y es indudable que uno de los más importantes es el académico. Hoy por hoy las palabras “excelencia” o “competitividad” adquieren el significado justo que el capital quiere darles; el pensamiento único dice que todas las virtudes imaginables en el mundo educativo sólo pueden llegar de la mano de las empresas; vemos cómo a los directivos de esas empresas se les abren las puertas de los rectorados y tienen vía libre para definir los planes de estudios. Hoy por hoy, ésta es una buena noticia:

Okupada una facultad abandonada en la Universidad complutense de Madrid

Y es una buena noticia por varios motivos. El primero, por la liberación de un espacio para ser utilizado por y para los ciudadanos a través de la autogestión. Pero en este caso hay algo más, y ese es otro de los motivos. La okupación da la batalla principalmente en esos espacios más cercanos de los que hablaba antes, cuestionando el esperpéntico uso de la propiedad privada que conduce a la locura a la que nos vemos forzados a someternos con hipoteca de por medio, mostrando que existen modelos de relación mucho más salubres con lo que nos rodea y quienes conviven con nosotros. Todo eso está presente pero, además, se lleva la lucha a un nuevo frente: aquel en el que se está jugando el que tengamos una educación superior sometida a los dictados de las grandes empresas en la que la formación pase a ser un mero moldeado según sus intereses.

Hay que destacar que otro de esos ámbitos relevantes es el laboral. Si tenemos en cuenta que diversos factores, como puede ser la tecnificación, ha perturbando considerablemente la conciencia que los trabajadores tenían de sí mismos para convertirla en un engendro irreal, algo a lo que contribuyen los grandes sindicatos mientras dejan que su mensaje se diluya ante los cantos de sirena del capital, el tema de la educación universitaria es imprescindible tanto a corto plazo, para salvar la educación en sí misma, como a medio-largo plazo, por lo que supondría un mercado de trabajo nutrido por aquellos que fueron “diseñados” bajo tan nefastos postulados.

También es destacable esta iniciativa, que salió a la luz antes de la ocupación de laFacultad de Físicas:
La Universidad Popular abre sus puertas en La Alarma. Todos los domingos, a partir del 15 de abril

Más información: Próximas actividades en la Facultad okupada

12 abril, 2007 - Posted by | Uncategorized

5 comentarios »

  1. […] leyendo en Esperando al viento Jimmy Jazz, 19:44 – Archivado en Sociedad, Educación. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Universidad okupada, universidad popular | 12 abril, 2007 | Responder

  2. Muy interesante el artículo. Yo que trabajé más de quince años en la Universidad, puedo confirmarte el cambio brutal que se dió. Siempre he sido miembro de comisiones y órganos de gobierno, amén de los últimos 5 o 6 años que, además, ejercía de delegado sindical. Cuando se proclama la autonomía de las universidades se hace para que busquen recursos económicos para subsistir, autonomía para buscar recursos, lo que implica aliarse con entidades bancarias y empresas privadas para poder disponer o aumentar esos recursos. Luego empieza el tema de la competitividad entre las universidades. Cansado estoy de hablar de que debemos ser más competitivos para no desaparecer, debemos de firmas contratos-programas con la administración y las empresas. Practicum para que los estudiantes vayan a ejercer trabajos gratis en las empresas que nada o poco tienen que ver, la mayoría de las veces, con su currículum académico. Planes de estudio donde se cuestionan las asignaturas y carreras de investigación básica, humanidades, etc. Interesa formar trabajadores para la empresa privada, competitivos.

    Los programas de “excelencia”, ¿qué me vas a contar? Después la Universidad se ha convertido en una fábrica de currículum. Debido a la competitividad, los becarios y los profesores asociados deben publicar lo que sea, investigar lo que sea, lo más rápido posible, presentar cualquier comunicación, todo para fabricar currículum y ser el mejor, lo que lleva a investigaciones pésimas , comunicaciones y publicaciones de poco valor académico e investigativo, plagios, etc. Todo por la competitividad.

    Los grupos de investigación “de excelencia” que se dedican a sacar dinero de donde sea, fundamentalmente, recursos privados, para luego pagarse buenos viajes al extranjero, comprar ordenadores, porque no saben en qué gastar el dinero que les sobra al final del período de investigación o al final del ejercicio económico.

    Todo un juego ridículo, donde explota la competitividad, la envidia, el apuñalamiento encubierto o no de unos contra otros, la endogamia que empuja al enfrentamiento y ataque entre grupos diferentes de un mismo departamento o entre diversos departamentos universitarios.

    Planes de estudio que, como dices, se planean según las directrices de las empresas que sostienen gran parte del presupuesto de los grupos, y donde los grupos fuerzan a llevarse gran parte del pastel queriendo imponer sus asignaturas para tener más fuerza y así luego ganar más recursos económicos, para más viajes, para comprar más ordenadores o aparatos que quedan arrinconados, sucios, polvorientos por cualquier rincón o abandonados dentro de cualquier armario del cual se ha perdido la llave hace tiempo. Los viajes implican conferencias que se cobran de las universidades donde se imparten, siempre hablando de lo mismo, una y otra vez repiten el mismo discurso en cada universidad y, así, también luego invitan a dar conferencias a los que te han invitado a ti, conferencias que se pagan con el dinero público muchas veces también.

    La excelencia universitaria, a menudo, consiste en rebajar la plantilla o tener a gente trabajando con contratos basura ilegales (profesores asociados substitutos que no substituyen a nadie en concreto) pero que trabajan lo mismo que los titulares cobrando 400 euros al mes. Esclavizar al P.A.S. haciéndole asumir mayor trabajo con menor plantilla al elevar el número de actividades en las facultades y en los departamentos: congresos, encuentros, profesores visitantes, etc., lo que provoca un enorme aumento del trabajo pero crea “excelencia universitaria” y poca calidad académica e investigativa.

    Jo, esto se hace muy largo, conozco muy bien la cuestión, podría hablar varios días sobre el tema. Yo fuí administratidor de un departamento universitario en el que mi mujer trabajaba de profesora asociada substituta. Si hay información suficiente para dar y vender.

    En la Universidad Autónoma de Barcelona, donde trabajan muchos profesores de la CGT, se imparten por ejemplo, doctorados en Psicología Social Crítica, etc. Allá hay otra movida interesante. Yo conozco algún profesor y catedrático de allá.

    Muy interesante el tema de la universidad okupada, pero ya veremos cuanto tarda la policía en desalojar, por desorden público. “Las leyes deben cumplirse, dado que ponemos en peligro el estado de derecho” (Seguramente nuestro amigo Sun Tsu estará de acuerdo con ese postulado). Pero no importa que desalojen, desalojan por allá y se okupa por aquí, lo importante es la presión social.

    Hasta pronto, compañero

    Comentario por Jordi (itaca2000) | 14 abril, 2007 | Responder

  3. Todo esto que comentas, por unos motivos o por otros, por experiencias personales o de gente cercana, me suena y es más o menos conocido (aunque no con tanta profundidad y cercanía). No sé si lo habrás leído ya, pero es más que interesante lo que ha escrito Alberto (Pijus económicus) al respecto.

    Respecto a la facultad ocupada creo que lo importante va más allá de lo que ocurra a partir de ahora con ella (aunque cuanto más se haga desde allí, mejor, por supuesto). La cuestión es que se hace visible el desencanto, la existencia de un colectivo estudiantil que no se pliega a la doctrina oficial, que quiere participar en la mejora de la universidad y en la definición de qué es lo que más conviene y que ahora, además, se mueve y no sólo en manifestaciones o huelgas sino que propone y pone en marcha algo nuevo. Aunque la desalojaran mañana esto es un gran paso en tanto en cuanto hace visible el desencanto y muestra una nueva forma de moverse (y las ganas de hacerlo, claro).

    Lo dicho, echa un vistazo a la entrada de Alberto que creo que te parecerá interesante.

    Saludos.

    Comentario por Jimmy Jazz | 14 abril, 2007 | Responder

  4. Error: la facultad no esta abandonada, esta EN OBRAS. Por ser de patrimonio historico el edificio las obras requieren una serie de papeles que han obligado a mantener esa ala vacia desde hace cuatro o cinco anios, pero se NECESITA, los estudiantes, profesores e investigadores de fisicas NECESITAN ese espacio en cuanto terminen las obras.

    Si quieren ocupar edificios vacios, adelante, pero no edificios NECESARIOS. NO ESTA DESOCUPADA, ESTA EN OBRAS.

    Comentario por fisica77 | 19 abril, 2007 | Responder

  5. Pues es un dato que no conocía, y que sin duda es relevante. Lo que no es nuevo es que se necesite tal espacio, eso se da por hecho con cualquiera de los que formen parte de una universidad. Esa necesidad, hasta donde yo sé, no se a hecho visible ni ha llamado la atención de nadie durante los 4 o 5 años pasados y los (previsibles) futuros. La mercantilización de la educación es un cáncer, pero no es mucho mejor la burocratización que a su forma también aisla espacios e impide el acceso a muchos a determinados recursos (no sólo estudiantes, ¿quién dice que esos espacios no pueden servir para el estudio, la docencia o la investigación?). Como llamada de atención me sigue pareciendo acertado. Si esta acción impide realmente el acceso y la utilización de ese espacio la situación sería diferente (pero no olvidemos que hasta ahora mismo, sin ocupación, era precisamente esto lo que estaba sucediendo).

    un saludo y gracias por el dato.

    Comentario por Jimmy Jazz | 21 abril, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: