Esperando al Viento

¡Atención, no lea este post!

Recuerdo la inquietud que me producía el no entender el luminoso de la zapatería de la cadena ‘Los Guerrilleros’ en la calle Madrid de Getafe cada vez que de crío pasaba por su lado: “¡No compre aquí! ¡Vendemos muy caro!”. Pues bien, emulando a la mente privilegiada para el marketing que ideó tan psicodélico rótulo, aviso: ¡No sigas leyendo, voy a defender a los nazis!

La AVT reclama que se impida a ‘Soziedad Alkohólika’ y a Fermín Muguruza actuar en el Viña Rock

Y yo, personalmente, me posiciono radicalmente en contra de cualquier persona, institución o asociación que pretenda recortar tan burdamente la libertad de expresión. Más aún cuando el primero de los grupos, víctima recientemente de un ataque direto contra su libertad de expresarse, ya ha sido absuelto por la Audiencia Nacional.

Y podemos seguir, porque creo que viene a cuento: creo que el cierre de medios de comunicación es propio de épocas y fascismos pasados. Y también creo que decenas de miles de personas no pueden ver cómo su ideología es ilegalizada y borrada del mapa. Ni las palabras ni las ideologías delinquen (porque estamos hablando de aberraciones ideológicas extremas, no señor, no estamos hablando de nazis), sino aquellos que las utilizan, dirigen, manipulan y pervierten; aquellos que las instrumentalizan para cometer sus fechorías; aquellos que las convierten en su coartada. La cortina de humo nunca nos podrá hacer olvidar que el camino está en apuntar a esos individuos en concreto y juzgar el/los delito/s de turno y no en agarrar la brocha gorda y dejarlo todo perdido. Las palabras y las ideologías, en concreto las que hablan de nacionalismos que es el caso que nos ocupa, pueden ser respetables o despreciables, dignas de aplauso o de copioso vómito, merecedoras de nuestro apoyo o de nuestra más frontal oposición. Es una simple cuestión de opinión y análisis personal. Lo que no se puede hacer es arrojarlas a la clandestinidad, porque antes de posicionarse ante ellas hemos de posicionarnos ante una encrucijada mucho más vital: la renuncia o no a la verdadera defensa de las libertades.

Insisito: yo quiero que canten, que se desgañiten hasta reventar. También quiero que los vascos puedan elegir en las urnas al mesías que les guíe hacia su soñada e idílica patria en la que brotan billetes y en los ríos no corre el agua sino el patxaran, al igual que el conjunto de los súbditos del reino tiene derecho a elegir a quien mantenga a salvo la gloria de esta nuestra pétrea e indivisible España (martillo de herejes, luz de Trento, espada de Roma y cuna de san Ignacio). También quiero que exista libertad para que incluso los iluminados tengan derecho a púlpitos y altavoces desde los que lanzar sus soflamas mesiánicas (porque, como Rajoy se encargó de dejar claro, ultranacionalismo y mesianismo son dos sintomas de la misma enfermedad), que ya se preocupará cada uno de su negociado, es decir, de a quien regala su oído y su atención. Posiblemente esto, tras la manipulación y la tergiversación en su justa medida, me convierta en un defensor a ultranza de los nazis (véase “nazionalistas proetarras vascos”). Lo que no quiero ni imaginarme es… ¿en qué te conviertes tú, demócrata parlanchín? (*)

En fin, ‘lara lara laralala, lara lara lara laralala’


(*) Lamentablemente la expresión “demócrata parlanchín” no es mía

22 marzo, 2007 - Posted by | Uncategorized

10 comentarios »

  1. […] leyendo en Esperando al Viento Jimmy Jazz, 0:42 – Archivado en Política, Sociedad, Nacionalismo, Arte y cultura. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » ¡Atención, no lea este post! | 22 marzo, 2007 | Responder

  2. Sólo por matizar…

    … que las ideologías no delinquen es mentira. Sin ir más lejos el Grupo Revolucionario Antifascista Primero de Octubre, exponente de una ideología muy clara, asesinaba, robaba bancos, extorsionaba y secuestraba ciudadanos – bien mirado, y según por quien, claro, eso a lo peor no es delinquir…-, pero es que no son los únicos. Cuando una ideología no sólo defiende el asesinato, el secuestro y la extorsión como argumento político en una democracia, sino que además lo hace financiando y dando cobertura propagandística a esos asesinos, secuestradores y extorsionadores, es una ideología criminal y delictiva, comparable con los camisas pardas, los grupos neonazis, etc, etc, y no puede defender absolutamente nada dentro de una democracia – ¿O usted cree que sí?-. Los anarquistas, no hace mucho, se dedicaban a poner bombas en aras de la libertad del individuo frente a la opresión del Estado. Y sabe lo que te digo, que entre todos estos; el GRAPO, ETA, los nazis, el KKK y la Mano Negra, no hay ninguna diferencia.

    ¿O vuesencia cree que sí la hay? ¿Cuestión de matices? ¿Diferencias en el uniforme de trabajo? ¿Que no usan la misma munición?

    Demagogia la justita, que no se puede ir defendiendo lo que nos interesa cuando entra en nuestro punto de mira y dando de lado lo mismo cuando el punto de mira está boca abajo. Hay que ser consecuente, siempre, no cuando se le tuerce el rabo a alguien.

    P.D.
    Si ve alguna manipulación o tergiversación mándeme una reclamación vía tam-tam… ¬¬

    Ôo-~

    Comentario por Santi Benítez (Sun_Tsu) | 22 marzo, 2007 | Responder

  3. Hay diferencias. Eso no significa necesariamente la defensa genérica de según que prácticas pero cada cual cabalga las verdades de perogrullo a su gusto y estilo. Se pueden condenar las ideologías pero no encarcelarlas y del mismo modo las ideologías no cometen delitos. Son las personas que las ejercen. Así, al que le sirva simplificar términos que lo goce mientras pueda. El desafió esta en entender matices tras las taras comunes.
    Sin lugar a dudas que grite Fermín y SA y el que guste de acompañarles, que según el caso admito que hasta pueda ser yo.
    Por si acaso hubiera lugar a dudas, creo que el hecho de que HB o cualquier formación que les camufle acudan a las urnas sería beneficioso para la interpretación media honesta de la democracia aunque no se condene la violencia. Mucho más importante encontrar maneras de dialogar que maneras de condenar. Aunque admito que me gustaría verles condenar la violencia, y también hacerlo al estado español, y a la OTAN, y a Estados Unidos, y al Banco Mundial, y… Luego para otra está la interpretación y análisis del valor de la democracia que nos llena la boca y empacha tan a menudo.
    Saludos,
    Daniel

    Comentario por Daniel | 22 marzo, 2007 | Responder

  4. Mira Sun Tsu, la ideología GRAPO no aparece en mi diccionario, no así un grupo terrorista que profesaba o decía profesar la ideología comunista, cercano a un partido político que, además de comunista, se posicionaba a favor del uso de la violencia. ¿Es o debería ser el comunismo ilegal o se debe perseguir al que asesina y secuestra? ¿Se debe ilegalizar el independentismo o el nacionalismo porque ETA lo defiende/dice defender? Por ahí es por donde empiezan a transpirar las tergiversaciones y las medias verdades. A partir de aquí casi que no voy a seguir, porque no tiene sentido entrar en ese juego, reitero, plagado de tergiversaciones, manipulaciones y falacias (sin importar de qué se acusa al otro, por ejemplo de apoyar según qué terrorismos) que no hacen otra cosa que convertir esto en un callejón sin salida (no tiene otro fin aquel que recurre con tanta alegría a los nazis o el KKK). No me interesan y siempre he evitado zafarme con los argumentos criminalizadores que esgrime sin razón ni mesura la derecha como para enfangarme a estas alturas, por más que me joda que vengan de una izquierda que no tolera que la cuestionen. Es lo que tiene haber sido el protagonista de la película y la niña mimada durante tanto tiempo, en cambio otras ideologías ya tienen la piel bien gruesa de tanto zarpazo y tienen mil problemas, pero no éste de sentirse vírgenes ofendidas a la mínima.

    Respecto al tema de la “modernidad”, bandera de la que te sientes estandarte y no desaprovechas la ocasión para , con una prepotencia aberrante, lucirte y mostrar al mundo la de lerdos y cabestros que te rodean, tema que intentas colar (de nuevo) de rondón ya hablaremos en otro momento. Y hablaremos, porque es una de las mayores mentiras que por cínica se hace ya insoportable. Una mentira que tiene sus primeros pasos en que siempre hay unos cuantos que deciden por dónde transita la modernidad, y suelen ser por lo general los que ven cómo los tiempos han empezado a pasarles por encima y en ese futuro que dicen representar en realidad ni pinchan ni cortan.

    Daniel,
    coincido completamente con lo que dices.

    saludos.

    Comentario por Jimmy Jazz | 22 marzo, 2007 | Responder

  5. Ah, ¿Pero es que en este país está ilegalizado el Partido Comunista o el nacionalismo o el independentismo vasco o catalán? Me da que no. Lo ilegalizado en este país es cualquier partido que ostente ideologías que respalden con hechos, palabras o ideas el uso de la violencia, el asesinato, el secuestro y la extorsión como argumento político dentro de nuestra democracia. Es la misma razón que permite que el Partido Nazi no pueda jamás presentarse a unas elecciones en nuestro país y que el KKK sea ilegal, exactamente la misma razón, tanto legal como moral.

    Los argumentos para ello no son de la derecha ni de la izquierda, son del Estado de Derecho – al que la derecha, la izquierda o los nacionalismos le importan un pijo-. Es esa entelequia jurídica que respalda los derechos de los ciudadanos y limita sus responsabilidades, amén de sostener nuestra democracia. Entiendo que es un concepto que se te pierde, y es lógico cuando uno se dedica a defender a veces una cosa, cuando cristo perdió la chancla, y otra, cuando James Brown fue embalsamado, pero es así. La democracia no pertenece a la derecha o a la izquierda, pertenece al pueblo, y quien defiende eso no es la derecha o la izquierda, es el Estado de Derecho.

    No se puede decir que lo del PP es nazionalismo casposo, que lo es, cuando defiendes – ahora mismo lo has hecho- que el nazionalismo vasco es una ideología respetable pero criminalizada, que lo es, como lo es el nazionalsocialismo, o el stalinismo que respalda a la MRTA, o las ideologías de supremacía blanca que respaldan el KKK. No se puede defender una cosa separándola de la otra, porque las dos cosas son la misma. Y no es que no lo entiendas, es que una violencia te es más simpática que la otra. Y eso tiene un nombre, ¿Verdad?

    Ôo-~

    Comentario por Santi Benítez (Sun_Tsu) | 23 marzo, 2007 | Responder

  6. Manipulador de tres al cuarto, para que nadie caiga en tú trampa, y extraído de lo que escribí en este mismo post:
    “Las palabras y las ideologías, en concreto las que hablan de nacionalismos que es el caso que nos ocupa, pueden ser respetables o despreciables, dignas de aplauso o de copioso vómito, merecedoras de nuestro apoyo o de nuestra más frontal oposición.”

    Ahora te pido que me digas en qué otra parte de este post aparece de nuevo la palabra “respetable”. Pero tú vas mucho más lejos, porque eres un artista en lo tuyo y nunca dejas pasar la ocasión de poner la guinda al asqueroso pastel. Mezclas eso de la respetabilidad (que te inventas, repito) y, con una preocupante (por escasa) capacidad de comprensión lectora o una vergonzosa sobredosis de demagogia, me sacas el tema de la criminalización. Ésto es lo que yo dije:

    “No me interesan y siempre he evitado zafarme con los argumentos criminalizadores que esgrime sin razón ni mesura la derecha como para enfangarme a estas alturas, por más que me joda que vengan de una izquierda que no tolera que la cuestionen”

    Pero entonces llegas, te remangas y manos a la obra: cortas palabras, intercalas alguna preposición y un par de conjunciones, das el toque personal del artista y… ¡voila! recompones lo dicho por mí para llegar a afirmar que:

    “cuando defiendes – ahora mismo lo has hecho- que el nazionalismo vasco es una ideología respetable pero criminalizada”

    (y aclaro, olvidando esa estúpida z que venimos arrastrando desde que fue una de tus brillantes ocurrencias, que respeto al nacionalismo desde el punto de vista del respeto a su libertad a existir como ideología y ser defendido libremente por el que lo quiera hacer, sí. ¿Algo que ver eso con el terrorismo?)

    Aclaro: eres tú el que criminaliza, sí, pero lo que criminalizas no es la ideología en sí (el criticarla no es criminalizarla, y no eres tú el único que se opone a ella), sino a los que opinamos de determinada manera. Lo tergiversas para hacer pasar esas opiniones por filoterroristas, y ése es el abc de la propaganda y la criminalizaciòn fascistas (que tan bien escenifica el PP – “zETAp”, “ZP ha vendido España a los terroristas”, “ZP y ETA son lo mismo”…). Insinúas sin parar que apoyo a determinados grupos terroristas, o que me parecen más o menos simpáticos, cuando nadie, salvo el que está decidido a hacerlo de antemano, puede llegar a encontrar esas afirmaciones, siquiera insinuaciones. Por tanco, ¿no estás criminalizando?. Por si hiciese falta algún ejemplo:

    (hablando de la inexistencia de diferencias entre grupos terroristas) “¿O vuesencia cree que sí la hay? ¿Cuestión de matices? ¿Diferencias en el uniforme de trabajo? ¿Que no usan la misma munición?

    Demagogia la justita, que no se puede ir defendiendo lo que nos interesa cuando entra en nuestro punto de mira y dando de lado lo mismo cuando el punto de mira está boca abajo”

    “es que una violencia te es más simpática que la otra.”

    (y aquí añado, aunque es lo peor que se puede hacer ante un manipulador de tomo y lomo como tú, que hablamos de terrorismo, no de violencia, que no es lo mismo)

    Tus manipulaciones e insultos (los personales bastante camuflados, los que van dirigidos contra la inteligencia son espectaculares) no son bienvenidos y se acaban aquí, ¿estamos? Cuando le dije al inefable iracundo que para su comentario no iba a perder un segundo aunque tuviese la eternidad por delante no es porque sea de derechas, ni siquiera porque es “extremamente” de derechas. Es porque su única conducta es la manipulación, la demagogia, le tergiversación y el insulto. Y esto, gracias por demostrarlo, tampoco es monopolio de izquierda o derecha.

    Comentario por Jimmy Jazz | 23 marzo, 2007 | Responder

  7. Ya…

    Quien no te conozca que te compre.

    Ôo-~

    Comentario por Santi Benítez (Sun_Tsu) | 24 marzo, 2007 | Responder

  8. Si de jardines se trata:

    “Actúa cuando sea beneficioso; en caso contrario, desiste. La ira puede convertirse en alegría, y la cólera puede convertirse en placer, pero un pueblo destruido no puede hacérsele renacer, y la muerte no puede convertirse en vida. En consecuencia, un gobierno esclarecido presta atención a todo esto, y un buen mando militar lo tiene en cuenta. Ésta es la manera de mantener a la nación a salvo y de conservar intacto a su ejército.”

    Sun Tsu
    El arte de la guerra. Capitulo XII: Sobre el arte de atacar por el fuego.

    Mesmamente…

    Comentario por Daniel | 25 marzo, 2007 | Responder

  9. Otro día hablamos del tema. En principio estoy de acuerdo contigo y con Daniel, aunque “caldria” “sería necesario” hacer algunos matices. Pero vaya, para comenzar un buen post, para seguir hablando de ello también. Pero ya llegará el momento oportuno. Todo líder debe ser derrotado. Todo atisbo de poder debe ser derrotado. El líder es un enfermo mental, el rebaño que se deja arrastrar tiene “miedo a la libertad”. El “virus del poder” está latente en nosotros, hay que eliminarlo, hay que vacunarse a tiempo. Pero, ojo, a veces el concepto de “patria” que no defiendo en principio, es un paso para liberarse de la opresión, como hicieron los pueblos latinoamericanos de la península ibérica, su patriotismo los liberó del yugo de las españas. Al tanto, es un tema hartamente delicado. Los liberó del yugo de las españas, pero no del yugo de la neoliberalización que eso es otro cantar.

    En parlarem!

    Salut company!

    Saludos

    Comentario por Jordi (itaca2000) | 27 marzo, 2007 | Responder

  10. Perdona jordi, este comentario llevaba varios días esperando moderación sin que me haya llegado aviso alguno.

    Respecto a lo que comentas de latinoamérica, como cualquier tierra sometida al colonialismo, es verdad que a través de la patria se consigue la liberación o emancipación. Pero ojo, la patria no es más que el argumento utilizado para dar salida a la autoafirmación, a la reivindicación. No es necesario ese concepto porque estos sentimientos son suficientes en sí mismos. El dejarse caer en brazos de eso que llaman patria es una trampa que en principio abre una puerta a las reivindicaciones pero que, a la larga, va creando un nuevo yugo, diferente formalmente pero idéntico funcionalmente.

    un saludo y de nuevo perdón por esta “censura” involuntaria.

    Comentario por Jimmy Jazz | 3 abril, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: