Esperando al Viento

¡Este periódico huele a pescado podrido!

El domingo llegué a casa y me encontré a mi madre leyendo las páginas del suplemento de economía de El País. Era la primera vez que la veía leer con tanto interés las páginas de color salmón por lo que mi curiosidad se hizo enorme. “¿Qué lees?”, le pregunté. “Este artículo sobre Mercadona”. Creo que observó mi gesto cuando ojeé muy por encima el artículo y siguió: “hablan de que han repartido no sé cuantos millones de euros de beneficios entre sus trabajadores y que la empresa ofrece un mes extra de baja por maternidad”. ¿Por qué tampoco entonces cambió mi gesto? Pues porque ese salmón no era fresco y desprendía un olor a podrido insoportable.


¿Por qué digo esto? Sencillamente porque esa ligera ojeada de la que hablé antes me bastó para ver que lo que El País, diario de cabecera del progresismo de este país, ofrecía bajo el titular “Mercadona, una máquina engrasada” no era más que un PUBLIREPORTAJE, y como toda obra que tiene como único fin el marketing estaba caracterizada por la ocultación de todo aquello “que no venda”. No tuve tiempo ni recursos a mano para hacer ver a mi madre qué tenía en realidad entre manos y, aunque mi primera idea fue la de escribir acerca de ello, se me han adelantado (afortunadamente, la causa ganará), así que valga este artículo de Red Libertaria como explicación:

En las páginas salmonete de “el país” dominical, negocios, aparece, con entradilla en portada y plana entera en la página ocho, sin que esté señalado como publicidad y firmado por Miguel Olivares, un artículo titulado: Mercadona, una máquina engrasada.

Con un despliegue de números y datos debidamente “sofritos” se presenta la imagen de una empresa floreciente que ha llegado al “éxito”, a la cuadratura del círculo.

Se habla de expansiones, reparto entre trabajadores, beneficios sin fin, “permisos” por maternidad a cargo de la empresa, “reducir al máximo el esfuerzo físico”, “turnos continuos”, “primas a todos”. Para que luego venga el ex filósofo y ex casi todo, Gustavo Bueno, a hablar de “pensamiento Alicia”. Resumiendo: Ni una sola alusión al conflicto con la CNT.

La confederación lleva un año en la calle, en decenas de ciudades, en centenares de actos, con la ayuda de miles de personas realmente existentes, aunque invisibles para el periodista, apoyando una huelga histórica que empezaron un puñado de trabajadores contra el gigante de la alimentación. Ni una sola mención a las sentencias firmes contra la empresa por acoso laboral o falsas acusaciones de robo. Ni una palabra sobre las trabas a la acción sindical. Nada sobre palizas a huelguistas. Nada sobre las obstrucciones de la empresa a las inspecciones de trabajo. Nada.

No es de extrañar, siempre lo ha hecho, que el diario “el país” omita toda información referente a la CNT, en un ninguneo que retrata sus posiciones, salvo que esta pueda servir para desprestigiar al anarcosindicalismo presente, pasado o futuro.

Cercana esa “ligereza indigna de el País”, como la calificó Carmen Bueno en un alarde de educación, cometida en sus columnas por Antonio Elorza respecto al periódico “La Tierra”, (publicado en el primer lustro de los años treinta, próximo al republicanismo federal y a lo libertario) este despliegue publicitario gratuito que PRISA le regala a MERCADONA es insultante. La campaña de boicot emprendida por el sindicato se encuentra con la oposición del periódico más vendido.

Es cierto, de eso vive, que si el País maniobra sospechosamente en la oscuridad de la galaxia buscando la fuerza del centro, el resto de periódicos son, directamente y cara al sol, propaganda nacional católica. En el nuevo mundo que se aproxima, el paraíso de los sinófilos, Mercadona tiene un lugar bajo el sol. La CNT, el anarcosindicalismo, los anarquistas, la ayuda mutua, la acción directa, el amor libre, el internacionalismo, no lo tienen. El futuro no pasa por las luchas sociales, las reivindicaciones, las realizaciones, evidentes hoy, de las utopías de ayer. El porvenir son las páginas salmón de “El País” elogiando a Mercadona, Nike, Coca Cola, Delphi o Forum Filatélico.

La información económica es, posiblemente, la más importante. Seguir el rastro del dinero suele ser una buena opción para entender la realidad de nuestros días.

Según esas páginas la CNT no existe. No existe la huelga. Solo existen los Roig.

Solo existen las cuentas de resultados, los gráficos, las ofertas en los fideos.

Cuando PRISA y MERCADONA se den cuenta de su error será demasiado tarde.

Abel Ortiz

De nuevo, por enésima vez, la verdad es ortogonal a lo recogido por los grandes medios. Ya que el periodista que firma el publireportaje juega con los símiles grasientos (mancha de aceite, máquina engrasada) le diremos que su periódico y la verdad son indudablemente agua y aceite. También podríamos decirle que ser sindicalista en mercadona no es precisamente una balsa de aceite:

huelguista agredido

mercadona acosa

20 marzo, 2007 - Posted by | Uncategorized

5 comentarios »

  1. […] leyendo en Esperando al Viento Jimmy Jazz, 23:11 – Archivado en Noticias, Sociedad. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » ¡Este periódico huele a pescado podrido! | 20 marzo, 2007 | Responder

  2. Pues habrá que hacer política del recuerdo, la reivindicación y la mala leche. Lo de estos es doctrina donde no importa que haya problemas sólo decir que no los hay. Y no es que no haya recursos para intentar solucionarlos, pero es mejor emplear esos recursos en en propaganda. Quizás creen que les sale más barato a ellos pero en realidad nos sale más caro a todos.
    Saludos,
    Daniel

    Comentario por Daniel | 21 marzo, 2007 | Responder

  3. La verdad es que no es algo nuevo o desconocido, pero ver cómo se materializa en un caso tan concreto, de actualidad y sangrante es lo que a uno ya le hace levantar la voz. Y, como dices, nos sale caro. Es que lo hacen muy bien, hablando de ventajas sociales y limosnas a los trabajadores en el periódico progre por excelencia, con una audiencia sensible a dichos argumentos. Y con esa autocomplacencia se olvida la situación real, arrojando al ostracismo a los que ahí se están dejando media vida…

    En fin, es lo que hay.

    saludos.

    Comentario por Jimmy Jazz | 22 marzo, 2007 | Responder

  4. Yo estuve a punto de entrar a trabajar en Mercadona, esperando una llamada que dijeron que harian, y que nunca recibi. La verdad es que la primera vez que fui, tambien lo ponian todo muy bonito, el mes extra para las mujeres embarazadas, el servicio de medicos exclusivo de Mercadona, los aumentos salariales por cada año trabajado…etc.

    Comentario por Iván M | 22 marzo, 2007 | Responder

  5. Pues fíjate cómo está la cosa si la información que da El País es idéntica a la que te dan ellos cuando intentan venderte su producto. Obviamente no van a decirte que puedes llegar a pasarlas putas, pero que un periódico que se dice serio y que dice informar se preste para semejante farsa…

    un saludo

    Comentario por Jimmy Jazz | 22 marzo, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: