Esperando al Viento

¿Para cuando el bozal para los salvapatrias?

Y si no el bozal (para que nadie salga diciendo paridas sobre la libertad de expresión), unas orejas de asno (reales o figuradas, pero “visibles”) para que sea más fácil contextualizar lo que sale por esas boquitas, es decir, que nadie pueda cometer el tremendo error de tomárselo en serio. Porque ya hemos sufrido demasiados, porque si algo sobra o ha sobrado por esta tierras es una permanente y nutrida manada de burros salvapatrias, porque eso demostraría que hemos aprendido algo de una santa vez, y sobre todo, porque son el prólogo de los capítulos más negos, ya sea protagonizados por ellos mismos o por los perros que jalean desde sus atriles y púlpitos.

[…] convoco solemnemente a todos los españoles, a los que les importe España a poner fin a esta situación. Les convoco a defender la nación española y a sumar esfuerzos para recuperar nuestra autoestima como un pueblo que ha sabido dar ejemplo al mundo con su entereza frente al terrorismo.

[…] Somos una voluntad en marcha. No nos vamos a resignar. No nos cansaremos de combatir por nuestros principios. No renunciaremos a conquistar lo que es justo. No nos rendiremos jamás. Volved a vuestras casas y contad a todo el mundo lo que ha pasado aquí, lo que habéis hecho, lo que habéis sentido. Que os vean en pie, con la cabeza alta y fuertes como yunques. Orgullosos de ser españoles que no se resignan.

Mariano Rajoy, 10 de Marzo de 2007 en la Plaza de Colón.
rajoy firme


Francisco Franco, dictador de España, en una entrevista para la CBS en 1951.

Creo que la foto y los aires mesiánicos del barbudo de la foto son suficientemente ilustrativos. Aún así, el texto no transmite ni mucho menos las sensaciones que se captaban por televisión. Un iluminado, el mesías propagando su palabra desde el púlpito, todo acompañado de esa reverberación tan típica de las iglesias antiguas, la parafernalia y la estética, la sobredosis de banderas convenientemente acumuladas, la estética llevada hasta ese punto en el que la masa se convierte en propaganda, al estilo de los espetaculares desfiles de otros tiempos, y, cómo no, un “¡Viva España!” que, al igual que en este caso, también cerraba dichos desfiles y concentraciones.

A mí, personalmente, al ver a Rajoy con esa pose, enhiesto bajo y sobre tanta badera al viento, sólo se me ocurre plagiar a quien ahora mismo escucho en la radio, el Langui de La Excepción: “Saludemos al Rajoy con la mano en el hueval”. Vamos, al Rajoy y a cualquiera que venga hablando de la nación Española o cualquier otro fantasma sin atreverse (quizás mañana ya sí) a utilizar sus palabras mágicas, ésas que hablan de una tal “unidad de destino” a la que no tengo el gusto de conocer.

14 marzo, 2007 - Posted by | Uncategorized

5 comentarios »

  1. […] leyendo en Esperando al Viento Jimmy Jazz, 20:21 – Archivado en Política, Sociedad, Nacionalismo. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » ¿Para cuando el bozal para los salvapatrias? | 14 marzo, 2007 | Responder

  2. Escalofriante… Todo!
    Le comentaba precisamente a un amigo hace bien poco lo sobrao que había estado el compañero Rajoy en el cierre del discurso. Hay queda, que fiera! Casi da tanto repelús como la charla del tío Paco. Por cierto, como cambian los tiempos y que cutre queda leer así del papel. Nos tienen muy mal acostumbrados los medios contemporáneos donde prima la forma visual sobre el contenido. Paco en general estaba atrapado principalmente en la forma radiofónica y así podía lucir como lucía, aunque de contenido… Pues lo que cuentas, que falta nada y lo mismo. Lo mismo que antes que estamos metidos en un berenjenal lleno de recuerdos.
    Saludos,
    Daniel

    Por cierto, clavada la referencia al Langui, que encima me la se demasiado bien. Esos parrafos de la M30 y Madrid son de lo mejor de ese disco.

    Comentario por Daniel | 15 marzo, 2007 | Responder

  3. La verdad es que la actitud de Rajoy es irresponsable y peligrosa, porque está alimentando las iras de personas que están descontroladas: no hay más que ver lo sucedido en algunas sedes del partido socialista en Madrid. ¿No podríamos calificar esos actos de kale borroka? El partido popular está agitando a las masas con mentiras preventivas (como la de Irak y las armas de destrucción masiva) y antes o después la verdad sale a la luz. Lo peligroso es siempre que se calumnia algo queda y sobre todo en quienes tienen ganas de montar gresca allá por donde van. Ahora le toca el turno a Navarra cuando ésta no puede ser otra cosa más que lo que deseen los navarros y por una razón muy sencilla: así lo establece su propio estatuto y la mismísima Constitución. Otra cosa es que Rajoy no quiera respetar la voluntad de los navarros o que le tenga miedo, cosa que no se entiende si se tienen en cuenta las encuestas votarían en un 80% que no a la anexión). Es la política del miedo a que todo se destroce (desde España hasta la familia, cosa que nos han dicho que sucedería y no ha sido así) pero los que verdaderamente tienen miedo son los propios dirigentes populares: miedo a que ETA se acaba en la legislatura de Zapatero, porque saben lo que eso significaría teniendo en cuenta la clase de política de oposición que hace el partido de la derecha de este país. Un saludo.

    Comentario por Alberto | 15 marzo, 2007 | Responder

  4. Alberto, la gente ya es bastante mayorcita para saber lo que hace digo yo. ¿Cómo podemos frenar a un líder? Matándolo, matándolo interiormente. Lo que alimenta a un líder es el virus del poder y el miedo a la libertad. No se puede prohibir que aparezcan individuos como éstos, seguirán apareciendo mientras seamos una multitud de borregos mansos y amaestrados.

    ¿De qué sirve que tú o yo le digamos a esa gente que Rajoy es un monstruito gilipollas que sólo dice mentiras? Si los logramos convencer, entonces serán los borregos mansos y amaestrados por nosotros. ¿Qué importa que cambien de líder si siguen siendo idiotas, incapaces de pensar por ellos mismos?

    Unos son los borregos de Rajoy y otros son los borregos de Zapatero. Aquí solo cabe que la gente pierda su miedo a su propia libertad y que sea capaz de pensar por sí misma. ¿Cómo se hace?

    La respuesta del millón. Hay varias soluciones, por cierto, pero algunos ya han llegado demasiado tarde. Una educación libre e integral, crítica y autocrítica, una educación en autodescubrimientos de los propios potenciales y los propios valores, una educación de trabajo en grupo, una educación emocional y en prevención del estrés, acostumbrarnos a una democracia participatia, donde el sujeto sabe que su decisión es importante, que tiene consecuencias y que se sienta implicado socialmente, etc. Alguna gente es muy bruta, ya lo sé, pero cuando le das libertad y responsabilidades y cuando lo tratas como ser humano y no borrego, y al mismo tiempo sintiéndose miembro especial y único en una comunidad donde cada uno es un miembro especial y único, parece que, de pronto, comienza a pensar por sí mismo. Lo que pasa es que si a ti siempre te han “enseñado” de pequeñito que debes obedecer a la “figura de autoridad”, al líder, pasa lo que pasa, o te meterás en una secta, o irás a la misa todos los domingos, o seguirás a aquel que grite más en la calle.

    No sé, por poner unos ejemplos puntuales.

    Bueno, es mi opinión, como la de cualquier otra persona que intenta pensar por sí misma, y, seguramente que me equivoco, cuando digo que intento pensar por mí mismo, pero al menos lo intento.

    Evidentemente, es una propuesta y se admiten otras propuestas diferentes ;D

    Saludos fraternales compañeros.

    PD. Jimmy, últimamente estás muy activo, no puedo seguirte, yo, como verás en mi último poema estoy en crisis de creación. Si bien estoy trabajando un poco en el tema de mi pueblo, en mi página de debate ESPAI VALLROMANES http://espai-vallromanes.blogspot.com

    Comentario por Jordi (itaca2000) | 15 marzo, 2007 | Responder

  5. Daniel,
    gracias por el comentario y las opiniones. Están desatados, y sobre todo Rajoy chapoteando en ese mar de banderas y ‘eses’ alargadas hasta el infinito que hipnotizan al más pintado. Lo del Langui fue tal y como lo escribí, pura casualidad. Sonaba justo ese fragmento y pensé que no había mejor respuestas ni imagen más espectacular que esa: ante el solemne Rajoy, todos en fente, solemnemente con la mano en la entrepierna diciéndole lo que nos importan e interesan sus patrañas ultra-nacionalistas. No sabes lo que te estás perdiendo, ¿no te corroen las ganas de venirte por aquí?😉

    Alberto,
    gracias también por el comentario. Como dices, y coincido contigo puesto que ya lo publiqué en alguna otra entrada, la gente que reacciona a los mensajes de la derecha es anterior a Rajoy, Acebes y Aznar. Nunca tuvo más sentido aquello de “los mismos perros con distinto collar”. Entre tanta chapuza tras la adorada transición se consiguió algo: mantenerlos callados, escondidos. Lo que no se consiguió es que desaparecieran, porque en eso sólo tiene mano el tiempo y la naturaleza. Ahora la derecha no está creando extremismos sino que los está desperezando, engordando. Claro está que en este proceso se les legitima y así muchos jóvenes ven éste como un camino válido. Creo que esto es mucho más grave e irresponsable que simplemente recurrir a mensajes de extrema derecha para salvar el culo. Aquí el gran problema no son lso mensajes en sí sino que se lanzan sabiendo que hay una jauría que los esperan, los necesitan y se los colgarán al cuello al asaltar las calles de nuevo.

    Sin embargo me parece muy interesante ese pasito más que da Jordi en sus primeros párrafos, y con el que estoy plenamente de acuerdo. Mi opción ante tanta desfachatez, ante este desastre cotidiano y ante esta locura en la que renacen aromas franquistas no es, ni creo que deba ser, la de quedarse con la otra mitad del reparto. Respeto a quien lo haga pero ni mucho menos lo comparto y creo que es necesario hacer un esfuerzo diario, a fuer de ser repetitivo, para contextualizar este tema: sin tregua con esta ultraderecha cada vez más fuerte y desvergonzada, pero lanzando este mensaje desde muy lejos de Ferraz, porque allí tampoco se encuentran ni la virtud ni la solución. Digamos que en las formas son muy preferibles, y en el fondo no tan opuestos, pero lo que representan, defienden, promueven, crean no es la solución sino más pasos en el mismo camino erróneo. Rajoy y sus amigos fascistas pasean por las calles vitoreando a la nación española, con una concepción de nación y de España digna de los tiempos de los Reyes Católicos. Sin embargo, los de enfrente no plantean modelos completamente diferentes, novedosos, incluso revolucionarios. Si acaso algo tenuemente federalista (convenientemente apaleado y acallado por los barones y el aparato del partido), un ligero baniz de modernidad… pero nada de plantear qué es una nación, qué es una patria, qué es un patriota (Evaristo decía que un idiota, por cierto), nada de cuestionar el significado de las fronteras (son campeones de altura en la cosntrucción de vayas, por ejemplo). Lo mismo sucede, de forma mucho más acentuada, con la economía pero ése no es el tema. Por eso, ya no es sólo acertado y recomendable el matiz de jordi, sino que es necesario.

    Jordi,
    sobre el resto de tu comentario. Se han mezclado dos de tus vertientes (la libertaria y la de psicólogo) para plantear una forma de comenzar el cambio con la que estoy completamente de acuerdo. No te negaré que existe el pesimismo sobre cuándo y cómo se producirá el paso del papel a la práctica, pero seguro llegará. Lo imprescindible para empezar es precisamente lo que comentas, pensar, plantear, discutir… en definitiva, avanzar, y hacerlo como dices, siendo valiente y atreviéndose a pensar libremente, que no es más que perder el miedo a equivocarse, a aceptar las propuestas del otro, a enfrentarte a tus contradicciones, etc. La tentación de agarrarse a lo menos malo para protegerse de lo pésimoo es fuerte, pero creo que hay que esforzarse en evitarla. Algo que se manifiesta tan necesario cada vez que uno oye, ve o lee de política.

    Muchas gracias a todos por los comentarios y un gran saludo.

    PD para Daniel: al final se me pasó la referencia a la “lectura” del tio Paco porque en el primer momento me llamó mucho la atención.

    PD para Jordi: respecto al tema de tu pueblo, ya he visto que le estás prestando mucha atención y, a pesar de que soy un desastre, lo estoy siguiendo porque me parece muy interesante. Se intuye un ligero aroma a lo que podría ser otro primer paso en ese cambio del que hablabas: la comunidad, el barrio, la aldea, el pueblo… defendiendo, organizando y mejorando lo que a ellos corresponde trabajar, habitar, patear…. Sin intermediarios ni “mandamases”, ¿no os parece?. Creo que sobre esto es Daniel quien nos podría dar unas cuantas lecciones.

    Comentario por Jimmy Jazz | 16 marzo, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: