Esperando al Viento

Ampliando espacios de libertad

A veces se confunde la libertad de expresión con la libertad de presión. O se la reduce a la voluntad de grupos de empresarios que deciden qué noticias existen y qué noticias no existen, entonces lo principal para abrir un espacio nuevo que sea de veras una respuesta democrática a ese totalitarismo que confunde la comunicación con un negocio, cuando la comunicación es en realidad un derecho humano y no un negocio, lo más importante, es que esos espacios nuevos sean de veras abiertos , que no sean “miedos” de comunicación.

tvvt1.gif

Que se escuchen voces diversas donde haya plena libertad, que la comunicación sea comunicación de verdad y no un código de órdenes que dictan o un mercado omnipotente como en el caso capitalista o un omnipotente partido como en el caso de las sociedades que dijeron ser socialistas. Que no sea una transmisión de órdenes al ciudadano reducido a una condición así pasiva, alguien que escucha, que recibe pero no da, que es incapaz de hablar. Todos tenemos algo que decir. Va a ser interesante, en la medida en que abra esos espacios, donde la comunicación no ocurra en un solo sentido. Nosotros hicimos una revista en Buenos Aires que se llamaba “Crisis”, llegó a vender 35 mil ejemplares, lo que para una revisa cultural es un récord, creo. Y esto fue el resultado de la puesta en práctica de una concepción de la cultura como comunicación, como comunión, los espacios que en la revista ocupaba la cultura que venía de la gente, no la que se dirigía a la gente base de que el que más tiene es el que más es, entonces esa es una sociedad muy exitosa: está acabando con el planeta.

Creo que tras leer este párrafo es fácil adivinar hacia donde ha salido corriendo la imaginación de todo aquel más o menos involucrado en el mundillo de los blogs. Pero cuidado con los que, como dice Galeano, quieren adulterar los nuevos remedios para reincidir en el error, tergiversándolos para convertirlos en nuevos argumentos que refuercen la vieja enfermedad. Los fetichistas han superado la fase oral y han dejado de lamer puntas de zapatos de tacón para encerrarse a solas, en una cuasi tórrida intimidad, con sus flamantes blogs y los flamantes blogs de sus flamantes políticos. Pero que no nos engañen, porque como piquemos el anzuelo vamos a tirar por tierra otra gran oportunidad, seguramente la mejor. Ya permitimos que quemaran las soluciones que venían en papel y que cortocircuitaran las que recibíamos en forma de ondas electromagnéticas. Nada de engaños ni de pérdidas de tiempo, espacio o ancho de banda: el político 2.0, la evolución del actual, es el que no existe como tal. El político 2.0, la verdadera evolución, soy yo. Y tú. Y vosotros. Y ellos (no, tú no, aún no has quemado el carnet de tu partido, tu discurso permanece estancado en una versión obsoleta, tus muñecas siguen bien atadas con los cables del engorroso mundo analógico que tanto desprecias y cuyo fin cacareas tan cansinamente).

Uno dice: bueno, ya vamos a proponer una cosa diferente, empezando por lo que te dicta el sentido común. Todo bien con los instrumentos. Todo mal cuando pasamos a ser instrumentos de nuestros instrumentos, o sea, cuando el automóvil nos maneja, cuando la computadora nos programa, cuando el supermercado nos compra, cuidado, con eso. Esta confusión de los medios y de los fines, tratar de actuar con sentido común, usar todos los instrumentos que nos sirvan, que sean útiles para el desarrollo humano, para la ampliación de los espacios de libertad, de fraternidad, los espacios solidarios, pero no los que nos ensucian el alma, los que nos invitan a confundir la enfermedad con el remedio.

Lo más destacado de una interesante entrevista con Eduardo Galeano.

21 febrero, 2007 - Posted by | Uncategorized

3 comentarios »

  1. […] leyendo en Esperando al Viento Jimmy Jazz, 2:28 – Archivado en Sociedad, Tecnologia. […]

    Pingback por PLANET www.Red Progresista.com » Blog Archive » Ampliando espacios de libertad | 21 febrero, 2007 | Responder

  2. Por eso quizás lo importante no sea el contenido sino la conexión, no el plantar un mensaje sino el proceso, no el volumen de lectores sino el diálogo, y todo ello porque lo importante no es hacerlo sino que es lo debería importar con ello. Y si en cierto sentido digo esto, es quizás por que veo que la A pudiera estar más cerca de lo que pensamos. Vamos, a mí me está pasando…
    Disculpas por el posible oscurantismo pero creo que se va/irá aclarando.
    Un gran saludo,
    Daniel

    Comentario por Daniel | 26 febrero, 2007 | Responder

  3. Profundizando en ese oscurantismo que comentas intuyo que coincido con lo que comentas. Y ojalá tengas razón en esa cercanía que intuyes. Yo no sé si está más o menos cerca, lo que tengo claro es que lo que está al alcance de la mano es perseguirlo, y no hacerlo no tiene excusa. A veces pienso que antes de pensar en si se consigue algo o no hay que atender a que lamentablemente ni siquiera se busca. Es lamentable, pero es así, y esto sí que es para ser pesimista. Esto es lo que quería decir cuando escribí que el primer paso es el más difícil. Posiblemente tras ese primer paso el camino sea más fácil y corto de lo que nos lo pintan, pero, ¿por qué no se quiere probar? Como digo, para esto no hay excusa ni atenuantes.

    salud.

    Comentario por Jimmy Jazz | 26 febrero, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: