Esperando al Viento

La abstención exorcizada (o “preferiría no hacerlo”)

Lo mejor que he leído al respecto. Es en muchos aspectos lo que uno siente respecto al tema elecciones/abstención, al que acabo dando mil vueltas por no ser capaz de expresarlo con tanta certeza y lucidez. El culpable es, otra vez, Rafael Cid en Rojo y Negro:

En estas condiciones, la pregunta recurrente es la misma de siempre para la gente históricamente engañada por políticos de la izquierda lingual y la derecha real. ¿Qué hacer? En estas lides los anarquistas tenemos hecho un master. Hay que votar en conciencia (con ciencia) y eso incluye también no votar, la abstención. “Hombres sin miedo y sin esperanzas”, que decía Sender, tenemos que zafarnos de coyunturas y jeremiadas, y decidir desde la ética libertaría, nunca desde la tamborrada sectaria, aunque nos llamen bonzos o compañeros de viaje. El consejo es que no hay consejos sino actitudes. Tan errático en este cara-cruz de la política-poder (¿qué ha de lo mío?) es vocear que quien ejercita su voto con la nariz tapada para conjurar otro aznarato es un pringao, como pretender que el que manda a paseo con cajas destempladas a los impostores del talante es un pirao. Y por encima de todo y antes que nada, hay que tener claro el enorme valor político, subversivo, democrático y culturalmente transformador que tiene la abstención meditada, razonada y proclamada.

Sigue leyendo

15 febrero, 2008 Posted by | Uncategorized | , , | 2 comentarios

   

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.