Esperando al Viento

Ladran, luego son perros

Aún sigo dándole vueltas al tema estrella. Lo que me inquieta en este momento tiene que ver con la idea que los diferentes estamentos del Estado tienen acerca de lo que es injurioso o denigrante. Así, a primera vista, uno se queda con la idea de que lo más hiriente, lo verdaderamente injurioso, es la verdad. Cuando aparece la verdad el único camino que queda es alegar que ésta no es más que algo que acaba con la dignidad de no sé quien. ¿Cómo iba a ser de otra manera? ¿Cómo reconocer que dicha verdad no acaba con la dignidad de nada ni de nadie sino que símplemente constata su total ausencia?

Pues bien, con esta duda me quedo: ¿será una calumnia o dañará excesivamente la dignidad de la corona recordar que el rey no heredó de su padre, ni de su abuelo, sino directamente de un dictador? ¿Se puede recordar que juró fidelidad a los principios fundamentales del movimiento?


Esto le gustará a Alberto, por el grupo quiero decir

El sonido no es el mejor, es verdad, pero hoy viene a cuento y las referencias históricas que se cuelan en la letra son pertinentes. Unas cuantas verdades, es decir, un vídeo que más que vídeo es pura injuria de alta graduación.

Por cierto, no puedo evitar recordar que el que secuestra u ordena secuestrar un medio de información o de expresión es el verdadero delincuente puesto que ataca frontalmente a una de las libertades más básicas e inviolables. Y nada debe importar que se añada aquello de “judicial” a modo de etiqueta que legitime la censura. En este caso le han secuestrado al país entero los últimos 30 años, y alguien (el fiscal que decidió arrancar todo esto, el gobierno que le puso ahí, el juez que remata la faena…) debería rendir cuentas por ello. Tampoco estaría de más que se aprovechase esta nueva oportunidad, la enésima si no me fallan las cuentas, para hacer algo de autocrítica. Como muchos han dicho ya, se ha actuado tal y como recoge la constitución, aquella maravilla parida en aquella maravillosa transición. Hay que recordar que es precisamente en dicha constitución en la que se nos aclara que determinados derechos básicos quedan limitados en pos de unos presuntos fines superiores o se nos explica cómo las banderas y las coronas cobran vida y sufren el “síndrome de Calimero”: se sienten insultadas y ultrajadas. Alguien debía venir a protegerlas de tan desafectos ciudadanos, ¿no?

21 julio, 2007 Posted by | Uncategorized | , | 7 comentarios

Respuesta pendiente

Nuevo hito en el discurrir histórico del Estado Democrático Español (pero democrático del bueno, del liberal ése, de aquel en el que los poderes se separan y desde la distancia se “entienden” de maravilla; nada de historias “populares” ni “asambleas” ni marranadas por el estilo).

Antes de nada:

jueves_secuestrado.png

Del Olmo, inútil, torpón, si has secuestrado la publicación, ¿qué coño hace esto aquí? Por cierto, que parece que ha sido a petición de la Fiscalía General del Estado. A ver qué dice este gobierno tan moderno, progresista, feminista, rojo… de todo menos defensor de la libertad de expresión, por lo que se ve.

A partir de aquí pueden suceder varias cosas. Primero, que verdaderamente “empapelen” a los creadores de la viñeta y/o a los responsables de la publicación. No serían los primeros en sufrir en sus carnes el palo que arrea la justicia por encargo de la corona (aquel chiste sobre el oso borracho al que supuestamente se cargó el Borbón les salió caro Rodríguez & Ripa). A lo mejor, al tratarse de un medio mucho más conocido y ya que este asunto está teniendo mucha mayor difusión en los medios, las respuestas sean más… bueno, símplemente, sean. Por tanto, en este caso, esperemos que la respuesta fuese tan inmediata y encendida como merecería tal condena.

Pero, ¿qué pasaría el día después? ¿qué debería suceder si fueran absueltos? ¿Nada? Yo creo que no. En mi opinión, pase lo que pase a partir de ahora, ya ha pasado demasiado. Un juez, uno de los que componen esa terna que entra a la carrera en su cuchitril para idear en qué disparatado charco se va a dedicar a chapotear el resto del día hasta conseguir la foto de rigor, ha decidido que personajes uniformados requisen ejemplares de una publicación, acabando así con el trabajo y la libertad de expresión de mucha gente y con el derecho a la libre información de mucha más. Éste es el verdadero crimen, y lo ha cometido su señoría. Así pues, si a partir de mañana este señor no es obligado a cargar con la culpa de semejante fechoría, estaríamos ante algo sobre lo que habría mucho que decir. Si este señor no aparece mañana por alguna de las oficinas del INEM algo tendremos que decir y que hacer.

Por otra parte, yo soy de los que opina que hay mucho que cambiar como para dedicar todos los ánimos y fuerzas en acabar con una tropa de rapaces cuyo puesto sería inmediatamente ocupado por otra, con mucho más maquillaje democrático, sí, pero poco más. En resumen, que la república no es sinónimo de cambio social, y éste es el verdaderamente imprescindible (y que de producirse será el que se lleve por delante a la monarquía). Sin embargo, al ver que la simple existencia de tan medieval institución hace imposible el aislarse de ella, que es inviable aquello de convivir sin sus interferencias, que afecta a tanto y tantos, ¿no habría que retomar con fuerza la tarea, considerándola entre las prioritarias, de hacerles ver bien clarito que no se les quiere por aquí?

La verdad, son muchas cosas a tener en cuenta más allá de lo cuantitativo de la condena (si se produce) y para todas ellas hay una respuesta pendiente que debería inflamarse con la chispa que han hecho saltar hoy.

20 julio, 2007 Posted by | Uncategorized | , , | 6 comentarios

Fidalgo propone acabar con los sindicatos y se apunta al paro

Fidalgo, Aznar y CuevasAl menos eso es lo que yo deduzco de una parte de su intervención en el curso ‘Pensando la economía del futuro’ del Campus 2007 de FAES. No voy a dedicarme a hablar de cada una de las perlas de este señor tan grande que elogian y aplauden desde los medios más reaccionarios. Ni siquiera hablaré (directamente) de algo tan revelador como que “ha enumerado una serie de reformas económicas que encierran un notable grado de sintonía con el ideario liberal de FAES”. La minúscula parte de su intervención a la que me refiero es aquella en la que afirma:

Yo creo que hay que premiar, con el gasto fiscal, a empresas y a sectores empresariales que nos resuelvan los problemas económicos y los problemas sociales que tenemos [...] tenían que ser privilegiadas con un impuesto cero por mucho tiempo

Señor Fidalgo, ¿para qué están entoces usted y su tropa de “calientapoltronas”?

Sigue leyendo

13 julio, 2007 Posted by | Uncategorized | , , | 3 comentarios

Susurros

En esta última semana, bautizada como “vacaciones” en mi inexistente agenda, varios personajes se empeñaron hacer cola junto a mi oreja para susurrarme sin descanso contundentes aseveraciones que, confundidas con el sonido del mar, perturbaban el estado casi comatoso inducido por el aburrimiento y la pereza.

Una de las voces pertenecía a una señora que decía querer compartir unas palabras que le dirigió N. Chomsky en Fort Collins, Colorado, hace casi 20 años:

Sigue leyendo

11 julio, 2007 Posted by | Uncategorized | , | 11 comentarios

   

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.